El Concepto

En el marco de la restauración del propósito del plan divino para el destino de la humanidad se revelaba el proyecto de una marcha progresiva de concreción de la solidaridad entre todos los seres humanos. Alcanzaría finalmente el mundo entero.
Explicaciones del plan se encuentran en el blog Pangeosis (enlace al izquierda).

El escritor, de este blog es Instructor de la ciencia y conciencia de síntesis para la humanidad. Con su compañera de vida están los instructores de este plan como un padre y una madre, que guían a sus hermanos y hermanas de la tierra.

El desafió del plan es juntar las experiencias y visiones de todos, valorizándolas en una gran fuerza de armonización dinámica y solidaria de compasión, perdón y reconciliación, encima de los diferencias de nuestro color, cultura, nación, objetivos y convicciones particulares.
Su propósito es descubrir en la marche como se crea un nuevo orden de valores y de justicia para todos,
que puede liberar el mundo de sus incoherencias de división y de su orden destructivo de relaciones incorrectas con uno mismo, el entorno y los demás. Su resultado será la realización de la Gran Fraternidad Universal.

Proyecto Caladroy

CRU-CH-IS: Centro Real de Unión de la Conciencia Humana y de Instrucción de Síntesis
El objetivo del Espíritu del Instructor del Mundo es
unir todos nuestros conocimientos y experiencias como una referencia mundial para la creación de una visión espiritual holística relativo al propósito de la vida en la tierra. Sera un centro abierto, neutro, y libre de los conceptos humanos establecidos, de investigación, experimentación y enseñanza, tocando todos los gran aspectos y valores de la vida (política, social, económica, expresiones humanas, científica, ideal de salud y iniciación espiritual-religiosa en los grandes secretos del universo.
Aparte los primeros explicaciones en los enlaces mas está publicado en francés :
http://grandemarchemondiale.blogspot.fr/p/le-projet-caladroy_15.html pero la versión español se prepara.
El despertar concreto de la solidaridad mundial es el único medio para poder superar a la crisis mayor en la cual el mundo actual entró. Sin la apertura de nuevos horizontes sobre la organización de la vida planetaria, no habría esperanza de nuestra supervivencia sobre la Tierra a larga plaza.
El salto cuántico es una subida de la vibración de la vida. Pide una armonización entre espíritu y materia en las relaciones de los seres humanos.

domingo, 3 de abril de 2016

La concretización del propósito divino

El proyecto de la Gran Marcha Mundial de solidaridad ha sido inspirado como la realización de la voluntad del plan divino, señalado por la gran invocación.  
Este proyecto se espera crear una apertura y una reunión de todos los seres humanos y grupos que sueñan de un mundo mejor, más justo. Nadie, ni ningún grupo podrán llegar a él sin su apertura a un movimiento de solidaridad. En concreto es poner juntos (síntesis) todo su potencial creativo en la perspectiva de valorizar el justo nivel de la contribución de cada uno en fin de formar una nueva visión holística, dinámica y creativa sobre el significado del destino de la humanidad en el planeta y más allá. Esto es el primer desafío escatológico de la humanidad a la hora que fuerzas destructivas fuerzas manipulan y amenazan la masa ciega de la humanidad en la ilusión de ser capaces de poder dominar el mundo.

Poner juntos (de griego syntèmi) es el propósito del trabajo de la ciencia y la conciencia de síntesis, que reconocí ser llamado como instructor para el mundo. Este trabajo debe conducir a una nueva forma de vida que implementará una nueva conciencia colectiva o de unión cósmica, hasta ahora inexistente. De hecho, la unión de los diferentes niveles de conciencia en la creación y su interactividad eran hasta ahora entonces, como en la tierra, sujeta a la ley (de divide et impera)  de dominación por la división entre el bien y el mal. Esta contradicción es parte del proceso de la conciencia divina en la creación. Como en nuestro cuerpo, ninguna persona y ningún grupo humano pueden dominar en el futuro sin exceder de los límites de su mundo de separación y la aceptación de su servicio a la interactividad participativa de la perfección de la vida entera de la creación. El lobo que alimenta los gemelos (materia y espíritu, bueno-malo, Castor Pólux) es el símbolo de esta contradicción o dualidad divina de Roma-Amor(Rome(ulus)-Rem(b)us.  El simbolismo del lobo (wolf) que une la dualidad es también la fuerza motor del significado del nombre del instructor de síntesis. (Isaías c.11, especialmente v. 5: El lobo vivirá con el cordero “- le verso describe la fuente del poder del Cristo (el Estado de unión divina por nuestra solidaridad) también simbolizado por un niño, ser humano sin poder, pero transmisor puro de la fuerza de unión del Espíritu de Verdad Universal como un abogado y profeta de la restauración del orden consagrado celestial en el mundo actual.)
Hasta ahora había entre los diferentes niveles cósmicos velos de separación que impedían su interactividad directa e intensa (simbolizado por el Vellocino de Oro), como entre nuestros diferentes cuerpos. Las aberturas de comunicación fueron reducidas, excepcionales y específicas (apariciones, signos, profecías...). El cambio del gran ciclo cósmico y especialmente del sol (en relación con la energía de síntesis de Sirius) está en marcha para liberar el potencial cósmico original divino creativo en fin de superar esta contradicción. Su Espíritu de Verdad trasmite la Luz de Síntesis de Su Propia Fuente Única. Estimula nuestra mente de unión entre la identificación y diversificación, propio al reto de la vida humana de gemelos. La luz de síntesis, que ilumina nuestra unión en la diversidad y esta diversidad de los valores en nuestra unión, nos remonta al tiempo sin fin de la fusión, expansión y contracción de la energía original de la creación. Este desafío, en términos de humanidad, debería conducir a la conciencia de que somos todos una diversificación de la misma fuente. Eso resultara en  la conciencia de la fraternidad universal.
Esta nueva conciencia de la Fraternidad Universal une los diferentes niveles de la manifestación de la vida tanto entre los planos más físicos que espirituales. La Gran Lucha Cósmica, conocida como la rebelión de Lucifer, se termina para liberar las fuerzas necesarias para la experiencia de un nuevo ciclo de perfección de la vida divina. Mientras tanto, estamos viviendo los últimos días de las consecuencias de esta rebelión cósmica en nuestras divisiones y reacciones al extremo. La ‘única’ solución para facilitar el reto de este proceso de transformación es a unirnos en la solidaridad incondicional de nuestros corazones. Es simple: dejar nuestras luchas y peleas para tener razón. Necesitamos solamente salir del aislamiento de nuestras convicciones y objetivos  personales y dejar de pensar que tenemos, desde “nuestro pequeño punto de vista personal o grupo aislado" la mejor o única solución. La solución existe solamente en el amor incondicional para la vida del Espíritu Único de Verdad donde somos las expresiones y experiencias directas. Nuestra salud, abundancia y paz en el mundo dependen solamente del hecho que aceptamos que nos armonizamos mutuamente para formar a través de nuestras diferencias, funciones o misiones, "un solo cuerpo" como Jesucristo había dicho.
En este proceso de solidaridad nos convertimos en budas o mentes despertadas en nuestro Propio Espíritu Creador Colectivo Único. En realidad, no existe pequeña o grande camino que en la pequeña visión divida del ser humano. El camino divino es uno e indivisible. Se expresa en un estilo de vida sencillo, respetuoso y consciente a través de relaciones correctas con uno mismo, el otro y el medio ambiente planetario y cósmico. Une por su luz de la verdad los servidores del mundo y los artesanos de la paz. Estos son las nuevas guías del despertar del discernimiento de la conciencia planetaria y cósmica de la humanidad.
Conclusión: es urgente que cambiemos de actitud para reunirnos en el espíritu de solidaridad más allá de nuestros esfuerzos personales o grupales  específicos para no reforzar la división actual en el mundo y consolidar el sistema de injusticia del orden establecido. La nueva espiritualidad pide una armonización colectiva y concreta de todos los terrenos de actividad de nuestras vidas.
Sin esta armonización por medio de un trabajo de síntesis a través del mundo entero, la división de nuestras visiones conducirá a destrucciones trágicas y mayores en el marco de los cambios planetarios y cósmicos actuales.  El tiempo acabó para los verdaderos artesanos de la paz y servidores del mundo de colaborar juntos en una perspectiva  de la fraternidad mundial y universal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario