El Concepto

En el marco de la restauración del propósito del plan divino para el destino de la humanidad se revelaba el proyecto de una marcha progresiva de concreción de la solidaridad entre todos los seres humanos. Alcanzaría finalmente el mundo entero.
Explicaciones del plan se encuentran en el blog Pangeosis (enlace al izquierda).

El escritor, de este blog es Instructor de la ciencia y conciencia de síntesis para la humanidad. Con su compañera de vida están los instructores de este plan como un padre y una madre, que guían a sus hermanos y hermanas de la tierra.

El desafió del plan es juntar las experiencias y visiones de todos, valorizándolas en una gran fuerza de armonización dinámica y solidaria de compasión, perdón y reconciliación, encima de los diferencias de nuestro color, cultura, nación, objetivos y convicciones particulares.
Su propósito es descubrir en la marche como se crea un nuevo orden de valores y de justicia para todos,
que puede liberar el mundo de sus incoherencias de división y de su orden destructivo de relaciones incorrectas con uno mismo, el entorno y los demás. Su resultado será la realización de la Gran Fraternidad Universal.

Proyecto Caladroy

CRU-CH-IS: Centro Real de Unión de la Conciencia Humana y de Instrucción de Síntesis
El objetivo del Espíritu del Instructor del Mundo es
unir todos nuestros conocimientos y experiencias como una referencia mundial para la creación de una visión espiritual holística relativo al propósito de la vida en la tierra. Sera un centro abierto, neutro, y libre de los conceptos humanos establecidos, de investigación, experimentación y enseñanza, tocando todos los gran aspectos y valores de la vida (política, social, económica, expresiones humanas, científica, ideal de salud y iniciación espiritual-religiosa en los grandes secretos del universo.
Aparte los primeros explicaciones en los enlaces mas está publicado en francés :
http://grandemarchemondiale.blogspot.fr/p/le-projet-caladroy_15.html pero la versión español se prepara.
El despertar concreto de la solidaridad mundial es el único medio para poder superar a la crisis mayor en la cual el mundo actual entró. Sin la apertura de nuevos horizontes sobre la organización de la vida planetaria, no habría esperanza de nuestra supervivencia sobre la Tierra a larga plaza.
El salto cuántico es una subida de la vibración de la vida. Pide una armonización entre espíritu y materia en las relaciones de los seres humanos.

lunes, 13 de junio de 2016

París y el desafío de la Concordia: parte 1

La tercera etapa del triángulo Madrid-Roma-París conduce a París alrededor de la luna llena de junio en Géminis, conocido como la luna de Cristo. Es en este momento que se libera la energía de la voluntad de bien para la humanidad que se inscribe como energía de la unidad en la diversidad. La actividad inteligente es propia a Géminis. Gracias a la comprensión supramental los seres humanos pueden aprender a distinguir la unión dentro de las diferencias sin que deben oponerse Es el descubrimiento de ser capaces de llegar a la armonía de la paz más allá de los conflictos por la capacidad de la inteligencia de nuestro espíritu.  
Es un momento fuerte del año. La luz del sol alcanza el punto culminante anual en el cielo (solsticio de verano). Por lo tanto es la más intensa y por lo tanto tiene un efecto máximo de iluminación del cerebro humano.

La elección de París como centro de la Concordia y la expansión de las energías del nuevo tiempo por el plan divino para la transformación del mundo no es casual. Cuando asociamos el sonido con el nombre griego, París indica "el que es desterrado" (de los países de origen del padre o de los padres). Haciendo el enlace con el palabra latín 'par' y "parare" obtenemos "hacer igual”. En estas dos asociaciones se encuentra la resonancia de toda la historia humana, su origen y destino. La igualdad se reconoce en todas partes como un objetivo entre los seres humanos. Todo el mundo busca de liberarse de los poderes que se imponen para hacer valer sus intereses y sus oportunidades a pesar de otros. Nos parece que nos queda como única solución el camino de liberación de la opresión mutua por un movimiento de unión solidaria que nos lleva hacia una nueva unión. Lo llamamos la Fraternidad Universal en cual actuamos como hermanos y hermanas, pero también divina.
En la larga historia milenario post-Atlántida, París se convirtiera poco a poco en el centro del despertar para una nueva Era de Oro, pasando por muchos crisis y tribulaciones. Un nuevo orden está renaciendo de las cenizas de un pasado lejano, especialmente desde la revolución francesa y otros grandes conflictos que han marcado el mundo del siglo pasado.
En este contexto de tribulaciones, París recibiera un lema que aclara bien su destino en el plan: un barco que oscila por las ondas, pero nunca se hunde: «fluctuat nec mergitur». Realmente, la ciudad nunca deja de conocer olas (ataques, crisis, tiempo...) pero mantiene su papel faro para las zonas de sombra que conoce el mundo.
Llamada ciudad de la luz desde el siglo XVII por el desarrollo del alumbr              ado para poner fin a los mordedores y el bandidaje, también es de aquí que la luz de la revolución salía para verter sus principios de un orden nuevo sobre el mundo entero. París es un centro de dinamización del mundo. Es por eso qué se dice: ' todo empezó en París ' y ' respirar París, esto mantiene el alma '. » ?
Es por lo tanto, no sin razón, que el plan de la transformación del mundo, en proceso de realización por la Gran Marcha Mundial de Solidaridad, ha previsto que París sería el punto de conexión universal con el mundo, especialmente desde el año 2000. París es el destino más popular en el mundo, por lo tanto es también uno de los centros de intercambios los más interactivos de la humanidad.
La energía central de solidaridad fraternal del triángulo MaRoPa, que pasa por Madrid y Roma, se conecta con el mundo, como unión de una realidad diversificada, a través de París. Todos los niveles de expresión y todas las culturas de la vida humana pueden encontrarse en Paris. Este potencial permite a París de tener un papel interactivo mundial que puede orientar la riqueza cultural mundial hacia un nuevo orden de relaciones más justas estimulando la concretización de la solidaridad relativa a los valores que concuerdan con el espíritu de paz y de fraternidad en el mundo. En este contexto hay señales fuertes que Paris (Francia) está descubriendo que tiene un papel de fórum informativo y educativo relativo a la dirección de la evolución a tomar por la humanidad (clima, forum anual mundial convergences, fiesta de los vecinos, de la música, de los jardines, de la Humanidad,  de la ciencia, noche de las estrellas ….).   
París cuenta con varios grandes símbolos que constituyen una síntesis de la evolución de la iluminación del ser humano. Reflejan muy bien los grandes pasos de reorientación de su conciencia relativo a su destino. Aunque eso París, como reflejo de la Francia y el mundo muestran una gran división entre los mundos espirituales y material, fue enfrentada, más que cualquier otro país, con los grandes valores que forman la base del futuro nuevo orden. Es precisamente la dificultad de superar la división interna y externa que forman el desafío del destino y del papel iniciador y mediador de la Francia en el mundo. Debido a su historia pasa, más que en otros países, a través de una crisis de individualismo y de la comprensión de las verdaderas fuentes de los valores humanos. El espíritu cartesiano lo empujó a veces a un orden teórico e idealizado, a veces a un pedido de oportunista, causar confusión, falta de acción y reacciones extremistas que afectan tanto la vida individual como la vida política, económica y espiritual.
En Resumen, la Francia y especialmente Paris, se encuentra antes de la cuestión del bueno para todos, lo que no es más que una cuestión sobre la solidaridad. En la revolución francesa el principio de solidaridad no estaba todavía despertado en la conciencia y por lo tanto no figura sin embargo en la lema de Francia. Paris cristaliza este gran desafío mundial para el sobrevivir de la humanidad de estar de acuerdo o de estar solidario el uno con el otro. Este es el principio del salto a la cuarta dimensión. Lleva a la Unión más allá de las divisiones.
En el espíritu reaccionario de los franceses, solidaridad no es todavía vivida como guion entre igualdad, libertad y fraternidad, excepto en el caso de desastres o urgencias. Como tal ideal y la práctica de estos bellos principios tienen problema a concordar ya tomar un verdadero sentido en su aplicación.
Evocamos aquí algunos grandes símbolos de la ciudad de París:
1. La Bastilla : es el símbolo de la monarquía absoluta de la energía del ancien régime, resumen del significado del poder de toda la época post-Atlántida con sus viejas formas de vida jerarquizada que llega hacia la paz a través las luchas, los conflictos con las armas y la dominación por la fuerza de la masa de la mayoría.
2. Catedral de Notre Dame : es un símbolo del espíritu alquímico que muestra, como una Biblia viva o libro de vida, el camino de la maestría de la materia (piedra) por la sabiduría del espíritu más allá del tiempo. Muestra el destino de la naturaleza humana inferior por su asunción por el espíritu. Este simbolismo contrasta fuertemente con el ateo y la mayoría no religiosa del espíritu francés. Sin embargo, si esto parece indicar la perdición de los viejos valores de parámetro, es más el señal de una búsqueda hacia un nuevo lugar del hombre en el despertar de una nueva conciencia mundial.
3. La Madeleine : antiguo lugar de culto, símbolo de lo sagrado femenino, Mary Magdalena simboliza la claridad de visión (hinojo). Se convirtió en uno símbolo de la grandeza de la visión de Francia, con Napoleón y su ejército, ganador de los reyes y pueblos, aunque no supo realizar la unión de los pueblos. La visión femenina, aspecto femenino y base de la sociedad, hasta ahora casi siempre puso en la sombra por las hazañas del hombre.
4. Sacré Coeur : resultado de una lucha dura entre clero - anticlericalismo que dio origen al laicismo o la separación del poder espiritual y el poder del estado, asegurando la convergencia de valores grandes. En realidad, el significado del sagrado corazón es la abertura solidaria del ser humano   divino a todos sus hermanos y hermanos como expresión de la unión que existe entre ellos desde su origen y del alce de caridad  que puede generar en el corazón de cada uno, más allá de todas creencias particulares.
5. La Tour Eifel : símbolo de la fuerza del renacimiento de París, hace visible, atractivo y hace que soñar. No obstante, esta construcción en hierro simboliza la revolución técnica con el dominio de la materia que evoca al mismo tiempo sus consecuencias a menudo inhumanas, incluso brutales, además a menudo efectos de un orgullo mal colocado de una minoría de privilegiados.
6. Place y Obelisco de la Concorde : símbolo patriótico de reconciliación en el eje histórico de la ciudad que hace volver a entablar con los antiguos ritos iniciáticos que toman este tiempoi un carácter más colectivo que individual. Efectivamente, París es el tercer paso, después de Madrid y Roma, de un mundo dualista con mucho puntos de sombras, hacia un otro mundo, más armonioso, de luz verídica. En efecto el obelisco de Louxor menciona la luz dorada (lux-oro) del Espíritu Uno Consciente.
7 Arc de Triomphe de l’étoile : símbolo patriótico, idea de la revolución que se ha convertido en expresión del soñado de Napoleón: la Grande empeora de Europa. Esta estrella a doce avenidas, simboliza cómo nuestro universo central da a accesos (interna y externa) a los superunivers y a sus distintas familias espirituales, que todos están representadas actualmente sobre la tierra, lo que explica el gran número de personas encarnadas. Es la expresión del sueño cósmico de todo gran espíritu de crear siempre un orden superior. Las victorias del pasado ocultan el sueño  de una mayor victoria en el futuro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario